Doce producciones españolas estarán en Sitges 2012

El cine fantástico español será protagonista con mayúsculas en la 45ª edición del Sitges – Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya, que se celebrará entre el 4 y el 14 de octubre, según ha presentado esta mañana Ángel Sala, director del festival, en la sede de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas en Madrid. Doce películas españolas, nueve de ellas catalanas, forman parte de la programación oficial, que se dará a conocer en las próximas semanas.

Image

Esta apuesta se manifiesta en la misma inauguración del certamen, protagonizada por el estreno europeo de El cuerpo, producción catalana a cargo de Rodar y Rodar, Antena 3Films, TV3, que significa el debut en la dirección de Oriol Paulo. En su reparto destacan dos de los grandes nombres del cine español actual: Belén Rueda y José Coronado. La promoción del talento más joven seguirá con otra ópera prima presente en la Sección Oficial: Insensibles, de Juan Carlos Medina. Una producción de A Contracorriente Films, que apuesta por el género partiendo de una premisa histórica.

Sitges 2012 también recibe a dos autores ya consagrados como Óscar Aibar y Daniel Calparsoro. El primero presentará el estreno mundial de la producción El bosc, una película de fantasía y terror protagonizada por Àlex Brendemühl, mientras que el segundo, tras triunfar con sus últimas propuestas televisivas de género, participará con la première mundial de Invasor, un thriller de acción y misterio.

Como prueba del ascenso de los valores surgidos de la cosecha de Sitges a lo largo de los últimos años, el Festival programará como evento especial Lo imposible, la película de J. A. Bayona llamada a ser uno de los grandes acontecimientos del año en todo el mundo. Igualmente, como sesión especial y ejemplo del trabajo de las escuelas de cine y su rica cosecha de talento, Sitges ofrecerá la producción de Escándalo Films Animals, de Marçal Forés, una de las óperas primas más sorprendentes del año. En el apartado documental cabe destacar asimismo el estreno de Leonora Carrington: El juego surrealista, de Javier Martín Domínguez, que competirá en el apartado de No Ficción de la sección Nuevas Visiones.

La programación con sello español de Sitges 2012 incluirá también Dario Argento Dracula 3D, una coproducción de Enrique Cerezo, protagonizada por Thomas Kretschmann (Mejor Actor en Sitges 2007), Asia Argento y Unax Ugalde, entre otros.

El cine español estará presente en todas las secciones, formatos y facetas del Festival, incluyendo una cincuentena de cortometrajes de producción estatal. También en las actividades paralelas de la sección Noves Visions, que girarán entorno al trabajo de creadores independientes como Karlos Alaustrey, Iker Irrutía o Borja Echevarría. Este último presentará su largometraje Qué pelo más guay. Además, dentro de Sitges Forum se organizará una mesa redonda en torno a la importancia del cine de género para el cine español de los últimos años y el papel del Festival de Sitges como antena receptora del nuevo talento y dinamizador de la industria catalana desde finales de los años noventa.

En cuanto a las relaciones con el sector audiovisual español, Sitges – Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya se congratula al reforzar su colaboración con la Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales (Egeda), a través del servicio VeoSitges para el visionado de filmes españoles presentes en el certamen por parte de los profesionales que lo soliciten.

El festival de referencia del cine fantástico
Sitges – Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya es el primer festival de cine fantástico del mundo y la manifestación cultural con mayor repercusión mediática de Cataluña. La programación de Sitges 2012 incluye algunas joyas como la última creación de David Cronenberg, Cosmópolis, protagonizada por Robert Pattinson y basada en la novela de Don DeLillo; la aclamada Holy Motors, de Leo Carax; Chained, de Jennifer Lynch, ganadora del Festival en 2008, que vuelve con un relato aterrador sobre un serial killer; y la impactante The Tall Man, de Pascal Laugier y protagonizada por Jessica Biel.

Las nuevas tendencias y expresiones del cine de terror actual estarán representadas en Sitges 2012 con films como Antiviral (del hijo de David Cronenberg, Brandon), Excision (de Richard Bates Jr) y las dirigidas a varios manos The ABCs Of Death y V/H/S.

La sección de Noves Visions exhibirá una amplia e innovadora selección de películas que reunirá, tanto en el apartado de ficción como en el de documental, títulos de autores consagrados y propuestas más jóvenes y rompedoras. Im Sang-soo, uno de los nombres más importantes del cine coreano, abrirá la sección con The Taste Of Money, mientars que la clausura también tendrá una firma contrastada, Alain Resnais, el pope de los realizadores europeos, que demuestra seguir en plena forma con Vous n’avez encore rien vu. La programación de Noves Visions contará con directores destacados como Takashi Miike (For Love’s Sake), Kim Ki-duk (Pieta), Guy Maddin (Keyhole) y Lou Ye (Mystery), además de propuestas más desconocidas pero triunfadoras en festivales de todo el mundo.

La chispa de la vida, Madrid-Cartagena en quince minutos.

Nadie duda del carisma que posee el cineasta bilbaíno Álex de la Iglesia, pero a cada película que hace, muchos espectadores empezamos a dudar de si el talento que demostró en genialidades como El día de la bestia o La comunidad se está apagando.

La acción de La chispa de la vida se centra en Roberto Gómez, un publicista en paro y acosado por las deudas cuyo mayor logro fue inventar, años atrás, el famoso eslogan de Coca-Cola, La chispa de la vida.

Después de arrastrarse ante sus antiguos amigos y compañeros de profesión para que le diesen un trabajo, decide volver a Cartagena, al hotel donde pasó la luna de miel con su mujer, Luisa. Pero el hotel ya no existe, y en su lugar se encuentra el museo construido al lado de un teatro romano en perfecto estado de conservación y recién descubierto, cuya inauguración, casualmente, se celebra en ese mismo instante. Mientras pasea de manera imprudente por las ruinas, Roberto sufre un contratiempo importante. Tras empujar accidentalmente con su cuerpo (el de José Mota, pequeño y enclenque), una estatua romana de más de dos metros de altura enganchada no sabemos del todo porqué a una grúa, Roberto cae de una altura considerable, y se clava una barra de hierro en la cabeza que le impide moverse. De ser así, moriría.

Si hasta este punto la película era un despropósito narrativo, a partir de ahora irá todavía a peor. Todo en La chispa de la vida es forzado, exagerado. Se ha relacionado esta película con la mordaz El gran carnaval, de Billy Wilder, otra crítica a los medios de comunicación. Pero lo que allí era maestría, aquí es mediocridad. Empezando por el protagonista, un José Mota al que el cine le queda grande. Para muestra, el largo prólogo que comparte junto con la mexicana Salma Hayek, quien interpreta a su mujer y cuya química entre ambos es poco menos que nula. Sin parecerme ésta una grandísima actriz, al lado de Mota recuerda a Katherine Hepburn. Y lo mismo se puede decir del resto del reparto. Álex de la Iglesia ha primado la fama televisiva de los actores que conforman su elenco a las tablas interpretativas que demanda un guión como este, escrito por Randy Feldman.

De la Iglesia nos presenta a una serie de personajes que intentan reforzar esta esperpéntica sátira a los medios de comunicación pero que de tan estereotipados y arquetípicos que son, no refuerzan esta crítica sino que acaban convirtiéndose en el mismo circo que critican. ¿Rostros televisivos para criticar la televisión? Y por no hablar de los desordenes temporales. Viendo La chispa de la vida llegué a dudar si realmente Cartagena tenía mar o si estaba en a quince minutos de Madrid. Los personajes se desplazan de una ciudad a otra con una facilidad pasmosa, en un abrir y cerrar de ojos. Tal vez en el extranjero pueda colar, pero para cualquier espectador ibérico hechos como este hacen que la credibilidad de la película quede todavía más aún en entredicho.

Como algo positivo a destacar lo original del punto de partida de la propuesta, a pesar de lo grotesco que resulta todo, que Álex de la Iglesia repunta tras la nefasta Balada triste de trompeta y que a pesar de todo, la película despierta en algunos momentos sonoras carcajadas. Porque aunque un chiste sea malo, también puede hacer reír.

Discreta presencia del cine español en las nominaciones a los premios del cine europeo

Este mediodía se han dado a conocer en Sevilla las nominaciones a los EFA que anualmente entrega la academia de cine europeo, situando como gran favorita la última obra del controvertido cineasta danés Lars Von Trier, Melancolía. La cinta danesa se ha hecho con un total de ocho nominaciones, y competirá por el premio a la mejor
película con la también danesa In a better world, la inglesa y oscarizada El discurso del Rey, la francesa The Artist, la belga El niño de la bicicleta y la finlandesa Le Havre. Hagamos un breve recuento: dos para Dinamarca, una para el Reino Unido, Francia, Bélgica y Finlandia. Pero… un momento ¿Y España?

No podemos decir que éste haya sido un mal año cinematográficamente hablando, pero tampoco podemos decir que haya sido el mejor para nuestra industria. En los últimos años, la presencia de nuestro cine ha sido intermitente en la categoría principal. En 2010 fue El secreto de sus ojos, en 2008 El orfanato, en 2006 Volver, y a partir del 2004 cogimos una buena racha con La mala educación y Mar adentro, en 2003 con Mi vida sin mi, en 2002 con Hable con ella y en 2001 con Los otros. En 1999 fue Todo sobre mi madre y un año antes Carne trémula. Dos menciones más, en 1995 para la coproducción hispanoinglesa Tierra y libertad y en 1990 para ¡Ay, Carmela!.

Sin duda, el cineasta español más respaldado en estos 24 años de premios al cine europeo ha sido Pedro Almodóvar, que presentaba La piel que habito. En esta ocasión, el manchego se ha tenido que conformar con dos menciones en unos premios que siempre le han sido favorables: mejor diseño de producción para Antxón Gómez y mejor música original, para el multipremiado Alberto Iglesias. Mientras que Pa negre, Balada triste de trompeta y También la lluvia, las otras tres contendientes españolas
que entraban en liza, se han ido de vacío, Fernando Trueba ha conseguido ser candidato al mejor film de animación europeo por Chico & Rita, nominación que ya fue anunciada semanas atrás al igual que la de mejor cortometraje europeo para el trabajo de Kote Camacho La gran carrera.

En definitiva, poca presencia española en unos premios inciertos. Sorprenden las ocho nominaciones a Melancolía, especialmente la de mejor actriz para Kirsten Dunst, norteamericana recién nacionalizada alemana, y la ausencia del último ganador del Oscar al mejor director, Tom Hooper, que se ha quedado a las puertas de competir con El discurso del Rey a un premio al que finalmente optan Susanne Bier (In a better world), Jean-Pierre y Luc Dardenne (El niño de la bicicleta), Aki Kaurismäki (Le Havre),  Bela Tarr (The Turin Horse) y Lars von Trier (Melancolía).

Los ganadores se darán a conocer el próximo 3 de diciembre en Berlín.

007 contra Javier Bardem

Daniel Craig se pondrá de nuevo en la piel del agente secreto al servicio de la Reina de Inglaterra más famoso de la historia del cine (y de la literatura), que no es
otro que James Bond. En esta vigésimo tercera incursión en el mundo del celuloide
del personaje de ficción creado por Ian Fleming, que llevará por título Skyfall, el villano no será otro que Javier Bardem, del que no es necesaria ninguna presentación. Solo recordar que años atrás se negó a participar en la spielbergiana Minority Report porque se negaba a perseguir a Tom Cruise por los tejados. No sabemos que le habrá hecho decidirse a cambiar de opinión, porque puestos a perseguir, Tom Cruise nos cae peor que Daniel Craig,  pero supongo que la posibilidad de participar del universo de 007 era demasiado tentador como para decir que no.

Lo que está claro es que Bardem está cada vez más consolidado en la industria
cinematográfica anglosajona, participando en obras tan mayores como No es país
para viejos como en otras tan menores, como Come reza ama. Sin olvidar el
caprichito que se dio Woody Allen en Barcelona. En cartera, protagonizar la
nueva película del polémico, y ahora popularísimo, Terrence Malick.

¿Y de que va Skyfall? Aunque el argumento de las películas de James Bond no sea lo más importante, primando la acción y el product placement, se ha dado a conocer vía twitter una primera sinopsis: “La lealtad de Bond a M se pondrá a prueba, cuando su pasado regresa para perseguirla. Como MI6 entra bajo ataque, 007 debe buscar y destruir la amenaza, sin importar el coste personal.”

Además de Craig y Bardem, la película, dirigida por el ganador del Oscar Sam Mendes, estará protagonizada por Judi Dench, Ralph Fiennes, Bérénice Marlohe y Naomie Harris.

VERBO, juventud maldito tesoro.

Son contadas las ocasiones que tenemos la suerte de encontrar en nuestra cinematografía propuestas tan interesantes como la que ahora nos ocupa, porque Verbo, la ópera prima de Eduardo Chapero-Jackson es una rareza dentro del panorama de nuestra ¿industria?

En el riesgo está la victoria y Chapero-Jackson lo sabe, y si pretendía no dejar a nadie
indiferente lo ha conseguido. Verbo es una fábula contemporánea que bebe
de fuentes clásicas como el Quijote, reiteradamente citado en el filme, o de referentes
como El Mago de Oz o Alicia en el país de las maravillas o la más reciente El
viaje de Chihiro, narraciones más modernas pero ya clásicas con el denominador
común de chica que no encuentra su lugar en el mundo y que encuentra su propio
universo en una dimensión paralela, al otro lado del espejo, en un mundo de
fantasía creado por sus propios sueños y motivaciones, relleno de todo aquello
que no encuentra o añora del mundo real.

La Dorothy de Verbo es Sara, una adolescente de figura andrógina incómoda en el entorno que le rodea, una urbanización de extrarradio fría y vacía de la humanidad
necesaria para suplir la carencia de cariño y atención que no pueden (o de la
que no se responsabilizan) sus padres. Un relato generacional enmarcado en el
género de la ciencia ficción, un género nada habitual en nuestro país pero que
esta temporada nos ha dejado otra interesante película, Eva. En su ópera prima,
Chapero-Jackson crea un cuento aderezado con hip-hop y grafitis, dos formas de
arte contemporáneas que el director se esfuerza en valorar influenciado por
artistas como Banksy o Nach, cuyas letras han inspirado al director.

Destacar la revelación de Alba García, la hasta ahora actriz desconocida que da vida a Sara y más que segura nominada al Goya a mejor actriz revelación. En su primera
película consigue sobreponerse al reto y confeccionar una interpretación veraz
y contenida de esta Dorothy de extrarradio. Su particular guía al mundo de Oz, el artista callejero Líriko, está interpretado por Miguel Ángel Silvestre, que consigue desenmascarase de su personaje más popular, el Duque, para componer
una interpretación medida y comedida a base de diálogos en verso. Porque es en
verso como se habla en esa nueva dimensión que Sara visita, lugar en el que se
encuentran todos aquellos jóvenes que no encuentran su sitio en el mundo y
deciden cruzar el “espejo”.

La Unión de Actores se olvida de “Pa Negre”

La pasada noche se reunieron en el Teatro Circo Price de Madrid los actores sindicados para hacer entrega, con bastantes meses de retraso, de los premios que concede anualmente la Unión de Actores, el mayor sindicato de intérpretes de nuestro país, a las mejores interpretaciones en cine, teatro y televisión. La gala, que solía
celebrarse en primavera, se retrasó seis meses para no coincidir con las elecciones internas y así no condicionar votos. Situación similar a la que se encontraba la Academia de Cine Español que, sin embargo, decidió no retrasar seis meses los Goya, que recordemos, encumbró a la última cinta de Agustí Villaronga, Pa Negre con nueve cabezones.

En la categoría de cine, los galardonados fueron Javier Bardem (Biutiful) y Sonsoles Benedicto (La vida empieza hoy), en las categorías de mejor actor y mejor actriz
principal. Víctor Clavijo (18 comidas) y Ana Wagener (Biutiful) como mejor actor y actriz secundarios y Antonio de la Torre y Pilar López de Ayala, ambos por su participación en Lope, como mejores actores de reparto.

También el premio al actor revelación fue para una interpretación en una película. Fue
para el pequeño Manuel Camacho, protagonista de Entre lobos. Resulta curioso
ver como la espléndida Bárbara Lennie, una de las jóvenes actrices menos
reconocidas y más talentosas de nuestro panorama interpretativo, se hiciera con
el premio a la mejor actriz revelación por su participación en la obra teatral La
función por hacer, seis años después de estar nominada al Goya a la mejor
actriz revelación por Obaba. Sorprende ver que habiendo pasado seis años se la
siga considerando una revelación, cuando es una actriz consolidada. Recordemos
que su último papel en la gran pantalla fue para Pedro Almodóvar en La piel que
habito, y que anteriormente la habíamos disfrutado en Los Condenados, de Isaki
Lacuesta, o Todas las canciones hablan de mí, de Jonás Trueba.

Pero para el que escribe estas líneas la mayor sorpresa no fue ninguna de las ya mencionadas. Ni tan siquiera el premio Toda a una vida a Asunción Balaguer, el único que se conocía antes de la ceremonia, sino la gran ausencia no sólo entre los
premiados, sino también entre los nominados, de los actores de Pa Negre, gran
vencedora de la pasada gala de los Goya con nueve premios, cuatro de los cuales
fueron a parar a categorías interpretativas. Resulta curiosa la ausencia entre
los premiados de Francesc Colomer, Marina Comas, Nora Navas y Laia Marull, o
una mención a Sergi López o Roger Casamajor. Caso similar sucede con Karra
Elejalde, ganador del Goya al mejor actor secundario por También la lluvia, otra de las cintas ignoradas.

Con todo lo ocurrido la pasada anoche se me vienen a la cabeza algunas cuantas reflexiones, pero considero que es mejor que cada uno saque sus propias conclusiones.

“La piel que habito” recibe su primera nominación

Aunque los premios Goya y los Oscar quedan aún lejos en el calendario, la carrera de premios poco a poco va acelerando y hoy se han conocido las nominaciones a los British Independent Film Awards, y nos alegramos al ver que una película española, La piel que habito, ha recibido una nominación a mejor película extranjera.

La última cinta de Pedro Almodóvar protagonizada por Antonio Banderas y Elena Anaya competirá por el galardón con la australiana Animal Kingdom, la americana Drive, la alemana Pina y la iraní Nader y Simin, una separación.

Más allá de la categoría de mejor película extranjera, donde compiten películas no inglesas (no en habla no inglesa, como en los Oscar), El topo, Shame y Tyrannosaur lideran la lista de candidaturas con siete menciones cada una, mientras que We need to talk about Kevin y Kill List se han hecho con seis. El documental Senna, sobre el malogrado piloto, completa el quinteto de nominados a mejor película.

Los ganadores se conocerán el próximo 4 de diciembre en Londres.