Discreta presencia del cine español en las nominaciones a los premios del cine europeo

Este mediodía se han dado a conocer en Sevilla las nominaciones a los EFA que anualmente entrega la academia de cine europeo, situando como gran favorita la última obra del controvertido cineasta danés Lars Von Trier, Melancolía. La cinta danesa se ha hecho con un total de ocho nominaciones, y competirá por el premio a la mejor
película con la también danesa In a better world, la inglesa y oscarizada El discurso del Rey, la francesa The Artist, la belga El niño de la bicicleta y la finlandesa Le Havre. Hagamos un breve recuento: dos para Dinamarca, una para el Reino Unido, Francia, Bélgica y Finlandia. Pero… un momento ¿Y España?

No podemos decir que éste haya sido un mal año cinematográficamente hablando, pero tampoco podemos decir que haya sido el mejor para nuestra industria. En los últimos años, la presencia de nuestro cine ha sido intermitente en la categoría principal. En 2010 fue El secreto de sus ojos, en 2008 El orfanato, en 2006 Volver, y a partir del 2004 cogimos una buena racha con La mala educación y Mar adentro, en 2003 con Mi vida sin mi, en 2002 con Hable con ella y en 2001 con Los otros. En 1999 fue Todo sobre mi madre y un año antes Carne trémula. Dos menciones más, en 1995 para la coproducción hispanoinglesa Tierra y libertad y en 1990 para ¡Ay, Carmela!.

Sin duda, el cineasta español más respaldado en estos 24 años de premios al cine europeo ha sido Pedro Almodóvar, que presentaba La piel que habito. En esta ocasión, el manchego se ha tenido que conformar con dos menciones en unos premios que siempre le han sido favorables: mejor diseño de producción para Antxón Gómez y mejor música original, para el multipremiado Alberto Iglesias. Mientras que Pa negre, Balada triste de trompeta y También la lluvia, las otras tres contendientes españolas
que entraban en liza, se han ido de vacío, Fernando Trueba ha conseguido ser candidato al mejor film de animación europeo por Chico & Rita, nominación que ya fue anunciada semanas atrás al igual que la de mejor cortometraje europeo para el trabajo de Kote Camacho La gran carrera.

En definitiva, poca presencia española en unos premios inciertos. Sorprenden las ocho nominaciones a Melancolía, especialmente la de mejor actriz para Kirsten Dunst, norteamericana recién nacionalizada alemana, y la ausencia del último ganador del Oscar al mejor director, Tom Hooper, que se ha quedado a las puertas de competir con El discurso del Rey a un premio al que finalmente optan Susanne Bier (In a better world), Jean-Pierre y Luc Dardenne (El niño de la bicicleta), Aki Kaurismäki (Le Havre),  Bela Tarr (The Turin Horse) y Lars von Trier (Melancolía).

Los ganadores se darán a conocer el próximo 3 de diciembre en Berlín.

“La piel que habito” recibe su primera nominación

Aunque los premios Goya y los Oscar quedan aún lejos en el calendario, la carrera de premios poco a poco va acelerando y hoy se han conocido las nominaciones a los British Independent Film Awards, y nos alegramos al ver que una película española, La piel que habito, ha recibido una nominación a mejor película extranjera.

La última cinta de Pedro Almodóvar protagonizada por Antonio Banderas y Elena Anaya competirá por el galardón con la australiana Animal Kingdom, la americana Drive, la alemana Pina y la iraní Nader y Simin, una separación.

Más allá de la categoría de mejor película extranjera, donde compiten películas no inglesas (no en habla no inglesa, como en los Oscar), El topo, Shame y Tyrannosaur lideran la lista de candidaturas con siete menciones cada una, mientras que We need to talk about Kevin y Kill List se han hecho con seis. El documental Senna, sobre el malogrado piloto, completa el quinteto de nominados a mejor película.

Los ganadores se conocerán el próximo 4 de diciembre en Londres.